Ríos de luz para una mirada consciente

Investigación Juanny Carballo

La artista peruana residente en New York, Grimanesa Amorós, se inspiró en la cultura de los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C para diseñar su instalación de luz en Arizona, Golden waters. 
Golden Waters de Grimanesa Amorós, naturaleza y paisaje

Fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

La artista, que trabaja en diferentes formatos, se preocupa en destacar en sus trabajos la concentración de la mirada de los espectadores, alentándolos a que recorten y se apropien del espacio de aquello que ven. Trabaja por una mirada que sea consciente de sí misma y que disfrute aquello que recorta para ver. Por eso sus esculturas públicas de sitio específico se organizan a partir de la luz, una suerte de guía random que invita al espectador a armar su propio recorrido.Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Partiendo de estas ideas e inspirada en los canales naturales de Arizona, GOLDEN WATERS (Aguas Doradas) es una instalación a gran escala basada en la luz. Este proyecto está montado en las firmes estructuras del Puente Soleri, ubicado justo al sur oeste en la intersección de las calles Scottsdale y Camelback.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

“También me interesó la forma en que nuestros cuerpos reaccionan y se definen hacia una relación con cualquier condición medioambiental dada. Por ende, uno puede sentir la presencia del agua y la naturaleza con tan solo pararse cerca de la instalación. Dará la impresión de que la pieza se eleva desde las aguas del canal mientras se unen a éste como si fueran una sola” cuenta Grimanesa Amorós.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Las líneas verticales y horizontales de la estructura buscan expresar la metáfora de que el equilibrio dinámico entre las fuerzas urbanas y naturales puede experimentarse simultáneamente. Los espectadores se van a sentir atraídos hacia el trabajo y verán el impacto que la pieza tiene en su perspectiva de la naturaleza y el paisaje.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Los antiguos indios Hohokam, ubicados en la parte norte de Arizona 300 años D.C. fueron una de las primeras culturas que dependieron de los canales de irrigación. La ingeniería ambiental de las comunidades mejoró el acceso al agua del río y ayudó a mejorar también la calidad vida de sus habitantes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s