Esperando a Bill Viola

Mañana viernes 5 de julio a las 6 de la tarde se inaugura la muestra concebida para el Parque de la Memoria y curada por el brasileño Marcello Dantas, figura multifacética en el ámbito de las artes: es curador, documentalista y gestor cultural y el creador  y director artístico del reputadísimo Museo de la Lengua Portuguesa de Sao Paulo.

Publicamos en exclusiva el texto curatorial de Punto de Partida escrito por Dantas y sumamos también fragmentos de las obras que podrán verse en el Parque junto al río hasta el 2 de septiembre.

Esto escribió Dantas y empieza citando a Bill Viola así «Las emociones humanas tienen resolución infinita. Cuanto más se las magnifica, recién ahí se abren. Infinitamente” para luego sumar sus palabras:

“Mi primer encuentro con Bill Viola fue en 1988. Aún siendo estudiante en la Universidad de Nueva York, tomé un tren con el pequeño equipo del documental que yo estaba realizando sobre el arte del video y fui a encontrarme con él para una entrevista en el Museo Carnegie, en Pittsburgh. Viola estaba montando una nueva obra The Sleep of Reason [El sueño de la razón], con su pareja creativa de toda una vida, Kira Perov; su hijo Blake, todavía un bebé, ya lo acompañaba.

Video Gentileza Parque de la Memoria

Aquel encuentro marcó mi vida. La luz que emanaba de su pensamiento claro y sincero, con un toque casi místico de métrica precisa y de contenido emocionalmente relevante, parecía algo llegado de otro planeta, puesto que eso sucedía en pleno auge del cinismo americano de la era Reagan. Bill Viola significaba en aquel momento una puerta abierta hacia un universo paralelo; despertó en el mundo una conciencia sobre la máquina perceptiva del ser humano.

Mi amistad con Bill y Kira comenzó ahí y continuó a lo largo de los años. En 1992 hicimos VideoBrasil y en 1994 fui curador de la exposición que realizó en el Centro Cultural Banco do Brasil, en Río de Janeiro, Site of the Unseen [Territorio de lo invisible] (título también del documental que hice con Carlos Nader sobre Viola). En esa muestra reunimos algunas de sus obras más emblemáticas, entre las producidas hasta entonces. En 2000, montamos una sublime pieza suya, Threshold [En el límite] en la exposición 50 Anos de TV e + [50 años de TV y +], que hicimos en la Oca, en San Pablo.


Osbervance, Clip Gentileza Parque de la Memoria

Bill Viola construyó un impresionante conjunto de obras de video en las últimas cuatro décadas. En ellas existen varias ideas recurrentes que reaparecen años más tarde con el desarrollo tecnológico de los medios de comunicación, del que él no solo dio testimonio, sino que ayudó a crear. Es posible realizar varios recortes temáticos en su obra. Su importancia en la historia del arte es estructural: como uno de los creadores de una nueva forma de arte, Bill creó lenguaje como pocos y dejó en claro que su mayor materia prima era el tiempo, no únicamente la imagen. Enseñó que la ubicación de la cámara debe seguir inicialmente al sonido y no a la imagen, reconsideró conceptos de composición y construyó situaciones de rara belleza escénica y de mucho coraje teatral. Pero también reconectó el plano mítico con el arte contemporáneo y dio un nuevo cuerpo a metáforas visuales fundamentales de la historia del arte y de la filosofía. Con su pensamiento iluminado por las ideas de poetas como San Juan de la Cruz, William Blake y los sufistas Rumi y Ibn Arabi, también se aproximó a la pintura y examinó bajo una nueva mirada a artistas renacentistas como Pontormo y Masolino.

Three women, Gentileza Parque de la Memoria

Cuando el Parque de la Memoria me buscó para desarrollar una exposición de Bill Viola, en primera instancia no me pareció que la conexión fuese obvia. Sin embargo, al poco tiempo me quedó clara. Había un nexo importantísimo en la idea de la partida (el doloroso momento de la separación), pues la separación es la línea que distingue el aquí del allá, el pasado del presente, la vida de la muerte, el Estado del individuo. Los 30.000 nombres de las personas que murieron durante la dictadura y que ahora están eternizados en las paredes del Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado en el Parque de la Memoria evidencian una fuerte idea de partida. La historia de América Latina está profundamente marcada por el dolor y por la violencia aplicada sobre el individuo. Este parque señala la historia de los que sufrieron y partieron a causa de sus ideas.

Allí, entonces, surgió una conexión inusitada. En la obra de Bill Viola, la partida está frecuentemente asociada a la vida y a la muerte, al encuentro (o a la conexión) entre lo consciente y lo inconsciente. Sin embargo, la corporización de esa experiencia brinda una imagen del momento de la ruptura, ya sea con la vida, ya sea con el otro, ya sea la que impone el silencio entre aquellos que fueron separados compulsivamente. Esta exposición es sobre esto: el punto de partida.

La representación del dolor, de la resurrección y del agua también tiene una fuerza simbólica que se multiplica por el contexto en el que las obras serán expuestas. Su elección terminó por ofrecernos una narrativa de la exposición, con puntos de vista sobre ese momento de ruptura entre lo inconsciente y lo que pasa en el plano de la percepción”.

Los videos que podrás verse en el Parque son The passing, Surrender, Observance, Three women, The ancestors, The messenger y Acceptance. 

Seguiremos informando, ya una vez vista en vivo la muestra. Seguí conectado.

Parque de la Memoria, Av. Costanera Norte Rafael Obligado 6745.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s