Balances: 30a. Bienal de Sao Paulo en primera persona

Por Alejandro Labado, desde Sao Paulo

Visite varias Bienales en los últimos 20 años, de todas ellas me he ido con la sensación de que siempre falta algo. En rigor de verdad, en San Pablo como en cualquier otro formato similar, suele ser siempre así. Después de todo, una bienal implica una selección y tal selección no es otra cosa que un acto arbitrario,  una suerte de recorte subjetivo de una parte del universo que se pretende re-presentar una y otra vez.

Foto X

Confieso que esta vez ese algo se me hizo más que notorio, una ausencia particularmente llamativa. No era necesario, en esta oportunidad, volver a recorrerla para darse cuenta que la pintura fue la gran ausente de la 30a Bienal de San Pablo.

Traté de encontrar algunas razones que me ayudaran a entender los por qué de esa ausencia, todavía recuerdo “el gran lienzo” de los ´80, me detuve en el título y también en algunos conceptos de Luis Pérez Oramas, curador de la Bienal.

Bienal 14

“A iminencia as poéticas”, es el título de la Bienal. Sobre la palabra inminencia quiero poner el acento porque ella remite a un hecho inmediato, a algo que va a suceder, que es inminente y que en muchos casos se asocia a urgencia o a peligro y que además a mi me suena a algo “Spot” a algo que se prende de golpe y también se apaga de golpe y eso me remite al funcionamiento de uno de los principales soportes que se presentaron en la Bienal: el video, el video-instalación, el video-performance, que se reitera una y otra vez, de lectura casi incomprensible y de dudoso valor estético.

Bienal 12

Por otro lado, los conceptos de Pérez Oramas, el curador, parado sobre el mito de Eco y Narciso, plantea dos ejes a partir de los cuales se puede “leer” la Bienal: “Las palabras se alimentan de imágenes y las imágenes se alimentan de palabras”, “Pero nunca va a encontrarse  coincidencia plena entre la palabra y la imagen y es en espacio de no-coincidencia donde nosotros hacemos arte”, concluyendo que sin la palabra la imagen muere y sin la imagen la palabra corre la misma suerte.

Foto6

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Si tuviéramos que hacen una suerte de ranking de lo expuesto en la Bienal por soporte el mismo daría este resultado:

–Video-Video instalación

-Fotografía

-Instalación

-Pintura

-Escultura

Foto XII(1)

Para destacar, la presencia de dos venezolanos. Uno de ellos, Roberto Obregon un artista enorme de origen colombiano pero que vivió y murió en Venezuela. Recientemente rescatado en su país adoptivo y del que la Universidad Di Tella presentó en un interesante seminario llamado “Abrazar al mundo” .

El Mexicano Moris que presentó pintura, collage e instalación: Una desgarradora representación de la devastadora guerra de los narcos en su País.

La estadounidense Sheila Hicks , con sus intalaciones textiles.

En fotografía el islandes Sigurdur, foto-collage y el Peruano Edi Hirose.

En instalaciones, el brasileño  Thiago Rocha Pitta con su “Monumento meio enterrado” tierra y tela

muy bien logrado.

Foto 15A

El chileno Juan Luis Martinez con su collage y una foto más que inquietante.

La muy divertida obra de Ilene Segalove, en el avión.

Un interesante Sueco, Andreas Eriksson, que reproduce su obra en fotografía, textura y dibujop

abtracto.

En síntesis, auqnue el recorte haya sideo demasiado proinunciado vale la pena correrse hasta San Pablo, siempre vale.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s