¿A dónde van los cuadros robados?

En su columna de la última edición de Ñ sobre el robo de siete pinturas –grandes obras de Picasso, Monet, Matisse, Gauguin, Lucian Freud– de valor incalculable en el Museo Kunsthal de Rotterdam, Eduardo Villar concluía, lo mismo que el crítico de The Guardian, que robar obras de arte no es ningún negocio.

Siempre fue una pregunta sin una respuesta satisfactoria ésa que demanda a dónde van a parar los cuadros robados. Es un tema fascinante y la pregunta sobre a dónde van a parar estas obras famosas, la idea de si acaso su fama no hace imposible su venta, es algo que me hizo juntar teorías a lo largo del tiempo. Ante su fama y su imposibilidad de venta en el mercado vuelve una y otra vez la pregunta :¿Cuál es el negocio de robarlas? Algunas teorías que son sólo eso, teorías:

Buscando pistas del robo en el museo

La más difundida es que los ladrones negocian en privado con las aseguradoras de las obras y cobran el diez por ciento del valor original de la misma para restituirlas. Esta operación se haría en condiciones estrictamente secretas y difíciles de probar.

Según informó la agencia AFP y sus fuentes consultadas el robo de las obras podria ser resultado de operativos estrictamente mafiosos.”Esas obras fueron robadas por pandillas criminales operando en los Balcanes, ya sea en Montenegro o en Serbia”, afirmó Julian Radcliffe, el presidente de Art Loss Register (ALR), una compañía privada que cuenta con la más importante base de datos de obras robadas en el mundo.

El Picasso robado: Cabeza de arlequín

El FBI estima el valor del arte robado en el mundo en más de unos 5.000 millones de dólares al año.

“Esas pandillas sólo quieren sacar dinero, y utilizarán las pinturas en transacciones de ventas de armas o de droga”, agregó el experto, que rechazó tajantemente cualquier idea romántica de un robo motivado por la pasión por el arte.

“No existe en el mundo un museo clandestino de obras robadas donde un acaudalado coleccionista esté disfrutando su belleza en solitario. Eso es un mito”, indicó el director de ALR, que tiene en su base de datos 180.000 objetos robados.

“Las pandillas usan las obras de arte como un valor que agregan a transacciones de armas y drogas”, explicó Radcliffe, que indicó que casi nunca se topó con ladrones cuyo principal motivo para robar las obras no fuera el dinero.

El puente de Chering Cross, el Monet sustraído

Según cifras de la unidad de arte robado de la policía británica (Stolen Art and Antiquities Intelligence Unit), unas 10.000 obras de arte son robadas cada año en el mundo, y la principal motivación es el dinero, no el disfrute del arte.
La policía británica coincide en señalar que el mercado del arte es “muy atractivo para pandillas organizadas”, que mueven las obras en el mundo entero.

“Sabemos que pandillas organizadas roban arte y antigüedades para levantar fondos para otras operaciones criminales”, dijo un vocero de la policía. Los grupos criminales “utilizan pinturas en operaciones con armas y drogas”, dijo.

“Las obras robadas de museos o residencias están escondidas, seguramente en bóvedas de bancos en Suiza. Nadie las está disfrutando”, insistió Radcliffe, que antes de dedicarse a los robos de arte fundó una firma que negociaba con secuestradores.

Ahora, le toca muchas veces negociar con ladrones en el submundo del arte, dijo el jefe de ALR, establecido en 1991 en Londres y que ahora tiene sedes en París, Nueva York, Amsterdam y Colonia.

“De las 2.000 recuperaciones de obras robadas que hemos efectuado, sólo en dos ocasiones nos topamos con ladrones que no estaban detrás del dinero”, dijo Radcliffe, que con su equipo ha rescatado pinturas de Picasso, Cézanne, Gauguin, entre muchos otros, valoradas en cientos de millones de dólares.
Cuenta que un Cézanne, estimado en 30 millones de dólares, fue recuperado hace pocos años después de que los ladrones lo mantuvieron en las bóvedas de un banco durante 20 años.

Otras veces, las obras dan vueltas, viajan por muchos países y a veces vuelven a salir a la superficie, indicó el director de ALR, que calcula que el valor del arte robado en el mundo anualmente se eleva a 2.000 a 3.000 millones de dólares. “Pero eso es sin incluir a las antigüedades excavadas”, explica.

La tasa de recuperación para obras maestras es un 15%, y un 70% de las obras recuperadas se recuperan en un país diferente de donde fue robado, dijo.

La división de arte robado del FBI pone la cifra de recuperaciones de obras robadas Estados Unidos mucho más baja, alrededor de un 5%, mientras que en el mundo la tasa sería de 10%.

El robo de obra de artes en el mundo compite con las armas,las drogas y las personas en el triste ranking del top one.

Esto no contesta a dónde fueron a parar la obras robadas en Rotterdam pero dan algunas pistas bastante verosímiles de lo que podría estar sucediendo ahora mismo con ellas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s