Annie Leibovitz: flashes de rock and roll, glamour, Hollywood y guerras

Retrato que ya es historia (Ono & Lennon para Rolling Stone), la última foto tomada a Lennon antes de su asesinato

Mad men, la serie que marca el pulso de la ficción del S XXI

El Wexner Center for the Arts, en Columbus Ohio, en la llamadaAmérica profunda, acaba de abrir una inmensa retrospectiva con más de doscientas obras de la fotógrafa norteamericana. Una artista que marca época.

Annie, de batalla

Hablamos de Annie Leibovitz (Connecticut, 1949), quien creó su carrera junto al nacimiento de la icónica revista de rock, “la” Rolling Stone.

Gente que baila

Fue, casi en simultáneo, la fotógrafa oficial de la banda de Mick Jagger y fotógrafa de otras bandas que nacían por los agitados años 70, poco countries, poco folks. Por primera vez americanísimamente rockeros.

 Tres momentos para Vanity Fair

Annie, la amante y esposa de la gran intelectual que fue Susan Sontag y que, desde los 90 es la creadora de las tapas más glamorosas de la perspicaz y brillante Vanity Fair, fotógrafa siempre presente a la hora de hacer los retratos de las estrellas -rutilantes o polémicas de nuestra contemporaneidad-, hombres y mujeres diversxs: desde políticos como Bush, bailarines como Baryshnivkov o artistas eternos como Lennon.

Richards, una divinidad satánica; Sontag, compañera de vida

Annie armó su muestra en tres tiempos. Por primera vez se exhibe en el mundo el conjunto de 156 obras que compone su Master Set, imágenes elegidas por la propia artista de los encargos que tuvo de la revistas para las que trabajó y también de su mundo más íntimo. El Pilgrimage project compone el segundo tiempo, allí la artista logró componer sus obras que miran los paisajes, los interiores vacíos y los objetos, casi talismanes, que pertenecieron a los “héroes” de su patria, desde Abraham Lincoln hasta Georgia O’ Keeffe. El último tiempo lo compone el corpus de obra que Annie realizó para la sede que hoy acoge esta gran muestra histórica de su obra, un modo que encontró la artista, para devolver este gesto de generosidad de la Wexner, allí en la honda tierra “americana”, donde por primera vez se puede ver toda Leibovitz, tan inmensa y ecléctica como el país que la parió.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s